Rompe el silencio alcaldesa de Tiquicheo, Michoacán

María Santos Gorrostieta Salazar, alcaldesa del municipio de Tiquicheo, sufrió un atentado el día 15 de octubre del 2009, cuando un comando armado comenzó a disparar a la camioneta en la que se encontraba.

La priísta logró sobrevivir, después de muchas heridas en el cuerpo y el corazón, ya que en ataque perdió la vida José Sánchez Chávez, su marido.

Se tiene conocimiento que María ha sufrido ya dos atentados, y en un mensaje a la ciudadanía señala los motivos por los cuales sigue al frente del cargo.









Aquí el texto integro del mensaje escrito por la alcaldesa:
MENSAJE A LA CIUDADANIA

Es indudable que la vida a veces nos lacera con sufrimientos y vejaciones que no todos llegamos a comprender completamente, muchas veces tendemos a mostrarnos soberbios y reacios ante los designios de Dios, sin embargo y muy a mi pesar, he tenido que soportar pérdidas que no deseo a nadie que las sufra y sin embargo, aceptarlas con resignación y con la sapiencia que es la voluntad de nuestro Señor y seguir adelante, aún con el alma herida.

Sé, que la vida muchas veces nos sorprende, nos lastima, nos hace que protestemos hasta de nosotros mismos; es bien sabido por quienes me rodean, que mi existencia no ha sido fácil, ha estado permeada de sinsabores y desgracias, sin embargo, y a pesar de mi propia seguridad y la de mi familia, se agolpa en mi cerebro la responsabilidad con mi gente, los niños, las mujeres, los ancianos y los hombres que se parten el alma todos los días sin descanso, para procurar un pedazo de pan para sus hijos, es un gran peso, saber que dentro de mis responsabilidades como presidenta municipal está el acercar los beneficios, los programas y los apoyos que sé, significarán grandes mejoras en la economía y en la calidad de vida de los Tiquichenses.

De los mayores desconsuelos que puede padecer un ser humano, es el dolor del alma, muy pocas veces comprendido por las personas que nos rodean, porque simplemente no lo han vivido o son indiferentes ante el sufrimiento de los demás; mi vida en los últimos meses ha recibido reveses que creo sinceramente no merecer, pues mis objetivos han sido siempre enfocados a encaminar a mi gente, a mi pueblo, hacia una mejor calidad de vida, acercarles herramientas que los ayuden a enfrentar la difícil situación económica por la que atravesamos todos, sin embargo, para algunos, mi esfuerzo y entrega no han sido suficientes y se han alegrado lamentablemente de las desgracias que he vivido.
La fuerza interna que me ha movido para levantarme aún moribunda, ha servido para demostrar y hacer palpable el gran compromiso que tengo con mis ideas, mis proyectos a futuro y por supuesto con el pueblo que me vio nacer y por el cual, me levantaré las veces que Dios me lo permita para continuar buscando, arañando, gestionando planes, proyectos y acciones en beneficio de toda la sociedad, pero más en particular de los desprotegidos.

Ésta Soy Yo...
A una mujer que es venado y que es mujer porque sabe de su llanto por que ha llovido sobre su rostro fatigado por que ha limpiado las lagrimas con sus manos que no son aves pero que vuelan sobre el lienzo lienzo que no es alma pero que es su piel, piel que guarda las cicatrices de las caídas los moretones de los golpes las heridas abiertas como homenajes al más sangriento de los sufrimientos a la más noble de las emociones, al amor que no es ave pero que vuela que no es agua pero acrisola que no es Dios pero redime y eterniza...

Anónimo
En otra época de mi vida, tal vez hubiera renunciado a lo que tengo, a mi cargo, a mis responsabilidades como dirigente de mi Tiquicheo, pero ahora, no, no es posible que yo claudique cuando tengo 3 hijos, a los cuales tengo que educar con el ejemplo, además del recuerdo que poseo del hombre de mi vida, del padre de mis pequeños, aquel que supo enseñarme el valor de las cosas y a luchar por ellas y que aunque ya no esté con nosotros, sigue siendo la luz que guía mis decisiones, que sobra decir que cada una de ellas va encaminada a sacar a mi municipio del rezago en el que se encuentra.
Es cierto que se me ha atacado física y moralmente, en mi cuerpo se palpan aún las heridas de las balas y del descrédito de algunos que dudan de mi cuerpo mutilado, lucho día a día para que de mi mente se borren las imágenes de horror que he vivido, y que otros, sin merecerlo ni esperarlo, han padecido también, a ellos, mi reconocimiento, respeto y cariño por la valentía con que afrontaron los hechos y por su apoyo incondicional a mi persona y mi obra.

Quise mostrarles, mi cuerpo herido, mutilado, vejado, porque no me avergüenzo de él, porque es el resultado de grandes desgracias que han marcado mi vida, la de mis hijos y mi familia, es testimonio vivo de que soy una mujer con fuerza y entereza, de que a pesar de mis heridas físicas y mentales, sigo de pie y en la lucha constante por mejorar como persona y como dirigente de un pueblo que aún confía en mi y espera resultados de su presidenta municipal.

Se preguntarán ¿Qué es lo que tanto atrae hoy de María Santos Gorrostieta Salazar? ¿Dónde radica el poder de integridad de esta figura pública y política, Tiquichense, michoacana, mexicana y universal: en sus obras, en su vida o en su cuerpo herido y su rostro sereno? Es difícil contestarles desde este hemisferio de mi vida, sin embargo, cabría mencionar que en mi ser se conjugan la transgresión y la resistencia en perfecta armonía.

Equivocadamente muchas personas han dudado de la severidad de mis lesiones, hoy la prueba está en sus manos, mi cuerpo mutilado habla por sí solo, como una prueba de lo vulnerables que somos, de la fragilidad de nuestra vida y de los designios de Dios, siempre presentes en los sinsabores diarios.
A muchos puede parecerles un atrevimiento el hecho de mostrar mis heridas tal cual, pero era necesario, porque necesitaba dar mi versión de los hechos, lo que realmente significó ser atacada de esa manera, y las huellas que estos ataques dejaron en mí y en mi gente, porque todos pudieron decir, desdecir, hablar, inventar, difamar, menos yo, y ha llegado la hora, el lugar y el momento de hacerlo, lo que ustedes pueden ver, no necesita mucha explicación, solamente deseo su comprensión, apoyo y consideración, pues a pesar de mostrarme como alguien fuerte e inquebrantable, dentro de mi, sigo siendo una mujer, frágil, soñadora, romántica, madre, pero eso si, con una determinación inextinguible para seguir en mi misión de servicio al frente de esta administración para la que fui elegida y ayudar a los que menos tienen y que aún viven en un gran estado de vulnerabilidad.

Creo firmemente, es más, estoy segura que mí proceder durante mi mandato como alcaldesa ha sido acertado, ya que cada una de las decisiones tomadas han sido siempre enfocadas a servir a mi gente, si hubiese sido al contrario, sin duda ya se hubiera notado; es por eso que pongo a disposición de quien así lo decida, lo hecho hasta ahora, las cuentas y mi conciencia están limpias, las obras y acciones a la vista.
Un año después de un hecho sangriento

A lo largo de este año, estoy aquí con la mente abierta y el corazón pausado, viene a mi mente varios recuerdos que sin duda la historia se encargará de juzgarme, solo quiero decir que el caminar por esta empedrada brecha no ha sido fácil, que ha estado permeada desilusión y desesperanza. Decirles que cualquiera que sea mi trinchera la defenderé a capa y espada, soy fiel a mis ideales y por conseguir mi convicción y mis propósitos, convencida siempre de que la verdad y autenticidad nos harán libres, agradezco de corazón a las personas que han confiado en mi trabajo, a mis hijos, mi mamá, mis hermanos, amigos, colaboradores y al pueblo que me han dado su respaldo sin condiciones.

He recorrido un largo camino hacia la libertad he intentado no titubear, he dado pasos en falso en mi recorrido, pero he descubierto el gran secreto que tras subir a una colina, uno descubre que hay muchos más detrás, me he concedido aquí un momento de reposo al lanzar una mirada hacia el glorioso panorama que me rodea, la vista atrás hacia el trecho que he recorrido, pero solo puedo descansar un instante y que la libertad trae consigo responsabilidades y no me atrevo a quedarme rezagada, mi largo camino aún no ha terminado, la huella que dejamos en nuestra tierra depende de batalla que perdamos y la lealtad que pongamos en ella, hoy es un privilegio ser parte de la historia de Tiquicheo.

Cariñosamente
Doctora María Santos Gorrostieta Salazar

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares