Calderón acepta que se registran actos terroristas en México y pide colaboración a Estados Unidos

Durante la mañana de hoy, el presidente Felipe Calderón dio un mensaje a la ciudadanía, en donde expresaba su más profundo rechazo al ataque ocurrido la tarde de ayer en Monterrey, Nuevo León, donde un grupo de sicarios sembraron terror en el Casino Royale.

Las autoridades han tenido problemas para confirmar la cifra de víctimas mortales en dicho ataque, sin embargo los trabajos de búsqueda al interior del lugar siguen. Informes confiables revelan que al menos 61 personas murieron.

El día de ayer el pueblo de México fue testigo de uno de los actos de barbarie más terribles de los que se tenga memoria. Un grupo de criminales sin escrúpulos, sin respeto por la ley, por la vida, ni por la sociedad, atacó un casino en la ciudad de Monterrey. En este ataque se ha confirmado el fallecimiento de más de 50 personas, se trataba de mexicanas y mexicanos con nombre y apellido, esposos, madres, padres, hijos, hijas, hermanas y hermanos. Son vidas que fueron cegadas de manera absurda, injusta y violenta por la ambición y maldad de un puñado de criminales. Hoy es un día de duelo para Monterrey y para todo México, lo que ayer vivimos representa un hecho profundamente doloroso, un acto inhumano, que nos llena a todos los mexicanos de tristeza, de indignación y de coraje, es un crimen imperdonable que toda la sociedad debe de condenar y rechazar con energía, es un acto de terror y de barbarie que repudiamos porque nuestro país y nuestra gente no merece este sufrimiento”, además Felipe Calderón dio condolencias a los familiares de las víctimas del ataque, y declaró tres días de luto nacional.

No descansaremos hasta dar con los culpables. Es evidente que no estamos enfrentando a delincuentes comunes, estamos enfrentando a verdaderos terroristas que han rebasado todos los límites, no solo de la ley si no del elemental sentido común y de respeto a la vida”, apuntó Claderón.

Insistió que los grupos delictivos han sido los principales responsables de arrebatar la paz a millones de mexicanos, “Queda claro que los enemigos de México son los criminales, ayer nos demostraron hasta dónde pueden llegar con su violencia estúpida e irracional, ahora tenemos que demostrar hasta dónde somos capaces de llegar nosotros, tenemos que demostrar que somos un pueblo que sabemos dejar a un lado las diferencias para vencer a nuestros enemigos, sean quienes sean, y vengan de donde vengan. No se trató de un accidente, si no de un homicidio brutal e incalificable. Estamos hablando de criminales que de manera artera con premeditación, alevosía y ventaja llegaron al lugar, amagaron a las personas que ahí se encontraban, y prendieron fuego sin más a esas instalaciones, homicidas incendiarios y verdaderos terroristas sobre quienes debe de caer todo el peso de la ley”.

El ataque al Casino Royale se convirtió en el más fuerte del que se tenga registro en Nuevo León, el más sangriento en todo México, por supuesto con tintes claros de terrorismo, “Lo peor que nos pudiera pasar es renunciar a nuestro deber y entregar a nuestras familias al capricho de las bandas delincuenciales. Por las víctimas inocentes, por la cobardía de los asesinos, actuaremos contra las bandas del crimen organizado que tienen tomadas a Monterrey y a muchas otras ciudades de México. Cuando más se metan con la gente inocente, más vamos a actuar contra ellos, tienen que dejar en paz a la sociedad”.

Sin embargo, en el mensaje Calderón también culpó a Estados Unidos por la violencia que se vive en México, pidiendo al Gobierno vecino que controle la situación, al mismo tiempo agradeció la cooperación que ya se ha recibido, “Parte de la tragedia que vivimos los mexicanos tiene que ver con el hecho de que estamos al lado del mayor consumidor de drogas del mundo y a la vez el mayor vendedor de armas en el mundo, que paga miles y miles de millones de dólares cada año a los criminales por proveerlos de estupefacientes. Estas decenas de miles de millones de dólares terminan armando y organizando a los criminales y poniéndolos a su servicio y en contra de los ciudadanos, es por eso que es mi deber hacer también un llamado a la sociedad, al Congreso y al Gobierno de los Estados Unidos, les pido que reflexionen acerca de la tragedia que estamos viviendo en México y en muchos países latinoamericanos a consecuencia en gran parte del consumo insaciable de drogas en el que participan millones y millones de norteamericanos. El poder económico y de fuego de las organizaciones criminales que operan en México y en América Latina, tiene que ver con esta interminable demanda de drogas en Estados Unidos. México ya no puede ser la puerta de acceso, ni tampoco pagar las consecuencias que ese mercado genera y que se traduce no solo en cientos de miles de millones de dólares ilícitos provenientes del mercado negro, si no también en miles de muertos en consecuencia de la violencia que ejercen las bandas criminales avocadas a ese negocio. Ese consumo de drogas debe reducirse drásticamente, y si eso no es posible los Estados Unidos deben colaborar también cuando menos para evitar que su trasiego, el de los dólares a México genere esta violencia insufrible que no queremos los mexicanos, necesitamos y agradecemos la cooperación que hemos tenido en materia de información e inteligencia que nos ha permitido capturar a decenas de líderes del crimen organizado y golpear a las estructuras criminales, pero también es importante que el pueblo, el Congreso y el Gobierno de Estados Unidos encuentren una solución para arrebatarle las exorbitantes rentas económicas a los criminales que les genera el mercado negro de las drogas, si están decididos y resignados a consumir drogas busquen entonces alternativas de mercado que cancelen las estratosféricas ganancias de los criminales o establezcan puntos de acceso claros distintos a la frontera con México pero esta situación ya no puede seguir igual. Al mismo tiempo les pido encarecidamente que cierren de una vez la criminal venta de armas de alto poder y fusiles de asalto a los delincuentes que operan en México y que solo obedece al lucro, eso sí puede solucionarse como ya lo han hecho recientemente en el pasado, cancelen la venta indiscriminada y sin control de armas de asalto, no hay razón para que los cientos de miles de armas vendidas a los criminales apunten a los mexicanos y a sus autoridades. Somos vecinos, somos aliados, somos amigos, pero también ustedes son responsables, ese es mi mensaje”, dijo Calderón profundamente conmovido.

Hoy no podemos quedar al margen de este esfuerzo que es de todos. México está agraviado y entristecido, y debemos cambiar eso por valor y coraje para enfrentar a los delincuentes. Hay que transformar el dolor en unidad para superar este momento. He dado instrucciones a la Procuraduría General de la República, en uso de sus atribuciones para que ofrezca una sustancial recompensa económica a quien aporte información que de manera cierta nos lleve pronto a la captura de estos asesinos. Quien quiera que sepa quienes son los autores materiales o intelectuales de esta barbarie debe informarlo a la justicia”, finalizó Felipe Calderón Hinojosa.

Alrededor de las 11:30 horas, Felipe Calderón llegó al Casino Royale, acompañado de su esposa Margarita Zavala. En el lugar se colocó una ofrenda floral para recordar a todas las víctimas del ataque, también llegó el gobernador Rodrigo Medina. La tristeza que sienten millones de personas que se han conmovido por la situación es indescriptible. <
br />

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares