Otro desconocido es ejecutado en NL

Cuando trataba de esconderse de sus “verdugos” en una casa en construcción ubicada el norte de la ciudad, un presunto halcón fue ubicado, torturado y finalmente ejecutado de tres impactos de bala en la cabeza.

La ejecución fue reportada a las 20:00 horas de ayer, sobre la calle Canalón de Aztlán, en la colonia Riberas del Bosque, lugar al que acudieron socorristas de la Cruz Verde de Monterrey, ya que en primera instancia reportaron un herido por arma de fuego.

Paramédicos de la benemérita institución al momento de arribar al sitio, trataron de brindarle los primeros auxilios al hombre, el cual ya no presentaba signos de vida, por lo cual fue declarado muerto, la noche de ayer.


El lugar de la nueva ejecución fue acordonado por policías estatales, quienes desviaron el tráfico vehícular, así como a los vecinos del sector quienes pretendían pasar por la escena del crimen.

Tras el reporte de la persona muerta, de quien hasta el momento se desconocían sus generales, pero se trata de un hombre de unos 25 años de edad, el cual vestía pantalón de mezclilla, camisa negra, acudieron agentes de la Policía Ministerial , del Ejército Mexicano, y de las policías estatal y Fuerza Civil.

Asimismo acudieron elementos del departamento de servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, quienes iniciaron con el levantamiento de evidencias, entre ellas varias balas calibre .9 milímetros , además de algunos casquillos del mismo calibre.

De acuerdo con la versión de algunos testigos, la noche de ayer hombres armados buscaban al ahora occiso por varias calles de la zona norte de la ciudad, por lo cual los vecinos decidieron introducirse a sus hogares.

El presunto halcón se escondió en la casa marcada con el número 215 de la calle Canalón de Aztlán, donde fue ubicado por los sicarios, quienes al verlo de manera inmediata lo detuvieron y sacaron de la casa hacía la banqueta.

Los testigos señalaron que ahí lo golpearon y después le dispararon en varias ocasiones, quedando sin vida en la calle y boca arriba en medio de un charco de sangre y con uno de los brazos extendido.

Los delincuentes después de asegurarse de la muerte de su rival, subieron a la camioneta y se dieron a la fuga a toda velocidad, sin que hasta el momento las autoridades supieran de su paradero.

Tras dar fe de los hechos el agente del Ministerio Público adscrito a homicidios, pidió que llevaran el cuerpo del hombre al anfiteatro del Hospital Universitario, quien pasó como NN (no nombre), donde se le practicará la autopsia de ley.

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares