Capturan a Zetas que ejecutaron a familiares de líder del PRI

ZZAutoridades estatales presentaron esta mañana a los integrantes de una célula de los Zetas, quienes están relacionados con al menos nueve plagios y crímenes, entre ellos el de los hermanos Fortino y Raúl de la Garza, cuñados del líder estatal del PRI.

Los hermanos De la Garza fueron encontrados sin vida el pasado 10 de mayo en Montemorelos, luego de que habían sido secuestrados tres días antes en Allende.

El vocero de Seguridad, Jorge Domene, informó que el grupo de siete personas, entre las que se encuentra un menor, fue capturado el pasado 20 de mayo cuando circulaba a bordo de una camioneta tipo Hilux con reporte de robo sobre la calle Paseo de la Sombrilla, en la Colonia Las Sombrillas, en Santa Catarina.

Los delincuentes fueron identificados como Juan Francisco Moreno Solías, alias "El Cuate", de 23 años; Irwin Cristian Elizondo Peñaflor, "El Gato", de 21; Jorge Alberto Suárez Treviño, "El George", de 18; y Jason Eduardo Perales Fuentes, de 20.

También Juan Francisco Barajas Ramírez, "El Sascuach", de 22 años; Ernesto Herrera Mendoza, "El Alacrán" o "El Chato", de 28; así como el menor Pedro Guadalupe, alias "Pedrito", de 15.

Según se informó, el grupo, que operaba mayormente en la región citrícola, es responsable de al menos nueve secuestros, de los cuales siete terminaron en privación de la vida, siendo mayormente los secuestrados personas que trabajaban para un grupo rival de la delincuencia organizada.

Tras su captura, los elementos ministeriales aseguraron también dos armas largas AK-47, tres AR-15, una pistola calibre .25, una calibre .45, 648 cartuchos, 24 cargadores y cinco equipos de comunicación.

Hasta el momento siguen las investigaciones por parte de los elementos antisecuestro para determinar en qué otros casos se vieron involucrados y qué otros delitos pudieron haber cometido.

Deshacían cuerpos

La Agencia Estatal de Investigaciones indicó el lugar donde la banda detenida se deshacía de los cuerpos de las personas que secuestraban, en Linares.

El sitio es un rancho abandonado al que se llega por una brecha de unos 15 kilómetros rumbo a La Petaca.

Una fuente mencionó que de acuerdo con los detenidos tan sólo en ese lugar asesinaron a unas cinco víctimas.

En el área, los investigadores encontraron restos de alambres con los que los delincuentes ataban de pies y manos a los secuestrados.

Ahí los mantenían privados de su libertad y pese a que los familiares les entregaban el dinero que les exigían de rescate aún así los asesinaban.

Después de muertos, los calcinaban hasta casi desintegrar los cuerpos.

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares