Ejecutan a dos en el Distrito Federal

ajusteEn un cla­ro ajus­te de cuen­tas dos hom­bres fue­ron acri­bi­lla­dos con rá­fa­gas de me­tra­lle­ta a las afue­ras del ga­ra­ge de un ho­tel de la Co­lo­nia Agui­le­ra, del pe­rí­me­tro de la De­le­ga­ción Az­ca­pot­zalcgo. Los en­car­ga­dos de las in­ves­ti­ga­cio­nes se­ña­lan que el do­ble cri­men pue­de es­tar re­la­cio­na­do por la ven­ta de dro­ga.

Los cuer­pos, que­da­ron a unos cin­co me­tros de dis­tan­cia, uno de otro y, am­bos pre­sen­ta­ban he­ri­das de ar­ma de fue­go en di­fe­ren­tes par­tes del cuer­po. Ahí, en la es­ce­na san­grien­ta y mor­tal, los in­ves­ti­ga­do­res en­con­tra­ron más de 50 cas­qui­llos per­cu­ti­dos de ar­mas de fue­go de di­fe­ren­tes ca­li­bres.

Los re­por­tes del Cen­tro de In­for­ma­ción Po­li­cial de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del Dis­tri­to Fe­de­ral, se­ña­lan que re­pen­ti­na­men­te se es­cu­cha­ron rá­fa­gas de me­tra­lle­ta so­bre la ban­que­ta de la en­tra­da del ga­ra­ge del ho­tel Orien­te, que se lo­ca­li­za en la ca­lle 10, es­qui­na con a ca­lle 7, de la Co­lo­nia Agui­le­ra.

Tras la se­rie de dis­pa­ros, ca­ye­ron mor­tal­men­te he­ri­dos dos hom­bres los cua­les ves­tían ber­mu­das. Uno te­nía una su­da­de­ra azul con le­tras ro­jas y el otro una pla­ye­ra azul fuer­te.

En cues­tión de mi­nu­tos arri­ba­ron so­co­rris­tas de la Cruz Ro­ja y del ERUM, mis­mos que na­da pu­die­ron ha­cer por los dos hom­bres, de­bi­do a que ya ha­bían de­ja­do de exis­tor a con­se­cuen­cia de la se­rie de le­sio­nes que su­frie­ron de ar­ma de fue­go.

Al mis­mo tiem­po, uni­for­ma­dos de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del Dis­tri­to Fe­de­ral y agen­tes de la Po­li­cía In­ves­ti­ga­do­ra del DF, im­ple­men­ta­ron un ope­ra­ti­vo en una am­plia zo­na; sin em­bar­go no lo­gra­ron de­tec­tar a los res­pon­sa­bles de es­ta do­ble eje­cu­ción con tin­tes de ven­gan­za re­la­cio­na­dos con la ven­ta de dro­gas en la zo­na.

En la es­ce­na del do­ble ase­si­na­to, acu­die­ron au­to­ri­da­des mi­nis­te­ria­les y pe­ri­cia­les, mis­mos que lue­go de rea­li­zar la ins­pec­ción ocu­lar, re­co­gie­ron to­da evi­den­cia que los lle­ve al es­cla­re­ci­mien­to del do­ble cri­men, pa­ra lue­go, tras­la­dar los ca­dá­ve­res al an­fi­tea­tro de la fis­ca­lía en Az­ca­pot­zal­co, don­de se con­ti­núa con las in­da­ga­cio­nes.

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares