Ejecutan a una persona en el centro del Distrito Federal

Er­nes­to Ro­drí­guez, fue ase­si­na­do a ba­la­zos en una pre­sun­ta ven­gan­za por dos su­je­tos, quie­nes le dis­pa­ra­ron des­de una mo­to­ci­cle­ta en mar­cha. Los cri­mi­na­les, con­ti­núan pró­fu­gos de la jus­ti­cia por lo que si­guen sien­do bus­ca­dos por las po­li­cías uni­for­ma­da de la SSPDF y de la PGJDF.

El cri­men, ocu­rrió en ple­no cen­tro del Dis­tri­to Fe­de­ral, zo­na con­si­de­ra­da co­mo la más vi­gi­la­da por po­li­cías de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del Dis­tri­to Fe­de­ral y don­de exis­te el ma­yor nú­me­ro de cá­ma­ras de vi­deo­vi­gi­lan­cia y que, pe­se a ello, los ase­si­nos es­ca­pa­ron y con­ti­núan pró­fu­gos de la jus­ti­cia.

Por la for­ma en que fue co­me­ti­do es­te cri­men, los en­car­ga­dos de las in­ves­ti­ga­cio­nes, ads­cri­tos a la fis­ca­lía de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del DF en Cuauh­té­moc, se­ña­lan que el ase­si­na­to fue co­me­ti­do por al­gún ajus­te de cuen­tas de gen­te li­ga­da a al­gu­na or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va; sin em­bar­go, se­rá con­for­me avan­cen las in­da­ga­cio­nes cuan­do po­co a po­co se co­noz­can los mo­ti­vos de es­te nue­vo he­cho de vio­len­cia.

Los pri­me­ros re­por­tes de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del Dis­tri­to Fe­de­ral y las in­ves­ti­ga­cio­nes de la fis­ca­lía de la PGJDF en Cuauh­té­moc, se­ña­lan que fue la ma­dru­ga­da de ayer -do­min­go-, cuan­do ocu­rrió el cri­men en los mo­men­tos en que Er­nes­to Ro­drí­guez, se en­con­tra­ba en la ca­lle de Co­mon­fort, ca­si es­qui­na con la ca­lle Re­pú­bli­ca de Pa­ra­guay, en ple­no cen­tro de la ca­pi­tal del país.

Las de­to­na­cio­nes de ar­ma de fue­go, aler­ta­ron a ve­ci­nos del lu­gar, quie­nes só­lo ob­ser­va­ron a dos su­je­tos que es­ca­pa­ban a bor­do de una mo­to­ci­cle­ta y en el pa­vi­men­to, ob­ser­va­ron el cuer­po en­san­gren­ta­do de una per­so­na, a quien -pos­te­rior­men­te-, iden­ti­fi­ca­ron co­mo Er­nes­to Ro­drí­guez, de 38 años de edad.

En cues­tión de mi­nu­tos, al lu­gar acu­die­ron so­co­rris­tas de la Cruz Ro­ja y del ERUM, mis­mos que cuan­do re­vi­sa­ron el cuer­po de es­te hom­bre, diag­nos­ti­ca­ron que ya ha­bía de­ja­do de exis­tir a con­se­cuen­cia de las he­ri­das de ba­la que re­ci­bió en di­fe­ren­tes par­tes del cuer­po.

An­te tal si­tua­ción, al lu­gar del cri­men hi­cie­ron ac­to de pre­sen­cia, in­ves­ti­ga­do­res de la coor­di­na­ción ge­ne­ral de ser­vi­cios pe­ri­cia­les de la Pro­cu­ra­du­ría ca­pi­ta­li­na, así co­mo agen­tes de la Po­li­cía In­ves­ti­ga­do­ra, mis­mos que re­co­gie­ron to­da evi­den­cia que los lle­ve al es­cla­re­ci­mien­to de es­te ase­si­na­to.

El ca­dá­ver de Er­nes­to Ro­drí­guez, fue tras­la­da­do al an­fi­tea­tro de la fis­ca­lía de la Pro­cu­ra­du­ría ca­pi­ta­li­na en Cuauh­té­moc, don­de se con­ti­núa con las in­ves­ti­ga­cio­nes, a fin de co­no­cer los mo­ti­vos rea­les por los que fue ase­si­na­do, aun­que to­do pa­re­ce in­di­car que fue por una ven­gan­za.

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares