Sicarios intentan ejecutar a una ex policía y fallan en Nuevo León

exPLa mujer embarazada que fue rafagueada con fusiles de asalto, junto con su hermana, quien murió en el ataque en Escobedo, presuntamente delató a 5 policías "halcones" de ese municipio que ya fueron detenidos para ser investigados.

El ataque contra las dos mujeres fue cometido el domingo a las 21:40 horas sobre la calle Zaragoza y la Vía a Torreón, en el centro del municipio.

Ahí quedó sin vida Elsa Maribel Rodríguez Castro, de 22 años, mientras que su hermana Katia Margarita, de 21, resultó herida.

Se informó que Katia Margarita fue policía del Escobedo y fue atacada por hombres armados que viajaban en una camioneta cerrada color verde.

La ex uniformada, quien tiene cuatro meses de embarazo, fue auxiliada y trasladada en una ambulancia a la Clínica 6 del Seguro Social, donde fue estabilizada y luego llevada al Hospital de Zona para quedar internada.

Una fuente allegada al caso dijo que la ex policía de Escobedo sufrió 10 heridas de bala y su estado de salud es reportado como grave.

Fue dada de baja a principios del año, señaló el informante, por no acreditar las llamadas pruebas de control y de confianza aplicadas por el estado.

Se precisó que el 17 de agosto del 2011 ingresó a la corporación escobedense y el 23 de enero del 2012 fue dada de baja al reprobar los exámenes.

Además durante los cinco meses que fue policía tuvo dos comparecencias en el Departamento de Asuntos Internos, donde tenía en su expediente quejas en un choque y otra por abuso de autoridad y lesiones, sin que se dieran más detalles.

La misma fuente aseguró que la ex uniformada presuntamente se dedicaba a la venta de droga en la zona, donde fue acribillada junto con su hermana con ráfagas de fusiles.

Después de la fallida ejecución, Katia Margarita habría delatado a cinco policías de Escobedo que supuestamente trabajan para el crimen organizado vigilando los movimientos de las autoridades estatales, federales y militares.

Con la información de la ex policía, la madrugada de ayer, agentes de la Policía Ministerial y del Ejército acudieron a la corporación policiaca para detener a los cinco uniformados de los que no se proporcionó su identidad.

Trascendió también que al avanzar las investigaciones localizaron a uno de los agresores de las hermanas, pero esa versión no fue confirmada.

Katia Margarita, quien está embarazada, sufrió heridas de bala de un arma larga en el abdomen, en la espalda, en brazos y piernas, y se pensaba que podía perder el producto de cuatro meses de gestación, pero no fue así, y ayer seguía delicada en el Hospital de Zona del Seguro Social.

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares