Policías de Guadalupe Nuevo León asesinan a un joven

gpenlAl salir de un cajero junto a su tío, un joven fue perseguido y muerto a balazos en la espalda por policías de Guadalupe.

La muerte de Eduardo Cerda Villarreal, de 18 años, fue alrededor de las 22:30 horas, pero trascendió oficialmente tres horas después, a la 1:30 horas.

El lugar de los hechos fue avenida Acapulco, afuera de una vulcanizadora y frente a una tienda de autoservicio, en la Colonia Josefa Zozaya. Allí quedaron dos casquillos y a unos 30 metros el cuerpo sin vida del joven.

Esta mañana, el Alcalde de Guadalupe, César Garza, dijo que el policía que disparó fue identificado como Rodrigo Castañeda Oláis, quien iba con su compañera Brenda Guadalupe Reyna en la unidad 127.

Ambos quedaron detenidos bajo investigación.

El testigo, el tío de la víctima, Santiago Isaías Villarreal, de 18 años, estaba retenido por agentes ministeriales y aseguraba que los ejecutores fueron policías municipales.

"Mi hermano iba con mi sobrino, nos dijo que iban saliendo del cajero, siempre van a esa hora, pero cuando salieron vieron a una patrulla detrás de ellos, les dijeron que se pararan, pero pues tuvieron miedo de que les robaran porque cobraron su nómina.

"Corrieron, se cruzaron la avenida corriendo y dice mi hermano que uno de los policías se bajó y correteó a mi sobrino, le disparó, él pensó que le había dado en la pierna y mi hermano le siguió corriendo para avisarnos", narró Juan Rodrigo Villarreal, tío del occiso.

Según la declaración que dio Santiago a agentes ministeriales que llegaron al lugar, los policías de Guadalupe iban en la unidad número 127, la cual no apareció en la escena al momento de las investigaciones.

Varios familiares de la víctima llegaron al lugar, donde ya había agentes y peritos de la Procuraduría realizando el levantamiento de las evidencias.

Por la versión del testigo, aparentemente ambos salieron de un cajero Banorte, ubicado en la misma Avenida Acapulco, pero a la altura de la Colonia Arboledas de Acapulco.

Caminaban hacia su domicilio de la Colonia Mixcoac, cuando aparentemente fueron conminados a detenerse por los policías de la unidad 127.

Tío y sobrino prefirieron correr hacia el oriente, pero a la altura de la calle Fidel Velázquez un policía descendió de la patrulla, correteó y disparó al joven.

Ahí quedaron dos casquillos y a unos 30 metros el cuerpo sin vida "Lalo", como era llamada la víctima.

Su familiar corrió, se metió entre las calles de varios sectores hasta llegar a su casa
y dar aviso al resto de sus parientes.

Trascendió que como evidencia, el testigo contaba con un comprobante de disposición del cajero, donde está registrada la hora y la cantidad que solicitó.

Buscador

Chatbox
hit
Envía información de tu localidad y será publicada de manera anónima
blogdelnarco@nullhotmail.com

Artículos populares